Prostituta rubia echando un polvazo con un cliente

0 views
|

Su cliente favorito tenía que ser, el que ha pagado todos sus lujos y ella no iba a dejar que se fuera sin antes echar un polvazo y mantenerlo motivado a seguir soltando dinero. Una prostituta que sabe bien que el cliente siempre tiene la razón, sobre todo cuando comerse su coño de todas las formas posibles. A la rubia le dieron una follada brutal, el tío aprovecho cada centavo y le chupo el coño, le metió la polla hasta que se cansó y luego siguió con los dedos. Después la puso a chupar como una zorra y ella muy feliz porque sabe que estaba garantizando otros servicios como puta.